Cinta actual, pasada por el tapiz clásico que reconcilia a los amantes del cine actual, con los del cine clásico, una manera sencilla de hacer un nexo de unión entre ambos estilos.

★★★☆☆ Buena

El buen alemán

En una de mis noches de insomnio, me encontré a mi mismo (a quien iba a ser sino) viendo un programa de canal +, en él, un crítico de cine, Carlos Boyero para más señas, desbarataba mil y una películas, hablaba pues este hombre de la cinta que ahora nos trae, con saña, con odio y hablando de como Sodenbergh había trasmitido en pantalla el fiel reflejo del cine clásico, del que servidor no es seguidor, y es que, visualizando esta cinta, de principio a fin, uno se siente atraído hacia un cine antiguo, casi caduco, que brilló allá por los años 50.

Tal vez, el argumento y el misterio brillen por su ausencia, y cierto es que, en algunos momentos uno se deja apabullar por las imágenes y por la maestría en el “calcado” y poco por lo que sucede en pantalla, puesto que en algunos momenos llega a parecer soso, aburrido e intrasdencente.

Clooney, alma mater del proyecto, figura como insigne protagonista, acompañado por un Tobey McGuire al que es dificil separar del personaje que le ha hecho mundialmente famoso (yo buscaba el momento en que este, aunque en B/N se abriera el traje y trepara por las paredes de Berlín), Cate Blanchett, en un papel que perfectamente podría haber interpretado aquellas heroínas del cine negro, esta expléndida en su papel, con unas lentillas oscuras que ocultan sus preciosos ojos azules, no puedo olvidarme del reparto coral, secundario, entre ellos Leland Orser, al que siempre he asociado a esa cutre copia de “Seven” que protagonizadaba Christopher Lambert llamada “Resurreción”.

“Hay un montón de alemanes buenos” (una de las primeras frases del film), que parece ser la premisa inicial con la que Sodenbergh parte para embrujarnos con sus imágenes, acompañándolas con un score clásico que recuerda a lo que pretende, un patrón cortado del cine de antaño.

Resumiendo, una cinta actual, pasada por el tapiz clásico que reconcilia a los amantes del cine actual, con los del cine clásico, una manera sencilla de hacer un nexo de unión entre ambos estilos.
publicado por Rafa Ferrer el 9 abril, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.