Artísticamente es una de las mejores que he visto este año… pero por el resto, la decepción ha sido tremenda.

★★☆☆☆ Mediocre

El buen pastor

Vuelve Robert De Niro a la dirección tras 13 años desde la excelente ‘Una Historia del Bronx’. Con una predecesora tan notable, y el indudable cariño y respeto que le tengo al actor no puedo mentir si digo que me senté a ver ‘El Buen Pastor’ ávido de sumergirme en una historia de espías con el sello De Niro. Muy a mi pesar, y tras media hora de film, me doy cuenta que artísticamente es una de las mejores que he visto este año…pero por el resto, la decepción ha sido tremenda.

Espero no ser el único que piensa que esta película sigue la estela de los trabajos biográficos-históricos de Oliver Stone en ‘Nixon’ o ‘JFK’, o del tipo de ’13 días’, y aunque el supuesto fundador no es tan famoso, no hay nada más americano que la C.I.A.. Los anteriores, y otros más, son trabajos tremendamente visuales, y también tremendamente políticos. Por ello el lastre narrativo, pesado, farragoso, y en su mayor parte aburrido, es de esperar en otros cineastas, a los que se lo puedo perdonar más que al Sr. De Niro. El director se pasa los primeros 50 minutos intentando explicar el origen del protagonista para luego no mostrar ni una sóla escena de acción en las dos horas que le restan para terminar. Por ello debo decir que un metraje de 3 horas, sin acción, con exceso de información política de la época, y un montaje algo caótico, se me antoja UN COÑAZO.

La historia cuenta la fundación de la C.I.A., o eso parecía cuando vi el trailer. En realidad es la historia de Edward Wilson (Damon), un hombre que pasito a pasito, desde un puesto más bajo hasta el más alto, ayudó a fundar el Centro de Inteligencia Americana, pero no hay ni un atisbo de emoción en nada de lo que hace este hombre. De Niro ha construído un hombre frío y calculador que en momentos te llega a dejar en un estado de leve somnolencia debido a su reiterada falta de ’sangre’. Sus primeros años en Yale, que a mí me sobran, sus primeros años como espía, sin un disparo que llevarte a la boca, y su posterior ascención hacia la cúpula, con ese rollo de trama burocrática, me demuestran que si este personaje existió, debió morirse finalmente de su propio tedio.

Caso aparte es el desfile de secundarios que pueblan el film. Impresiona que nombres como el propio De Niro, William Hurt, Joe Pesci, Alec Baldwim, Michael Gambon o Billy Cudrup sean personajes que apenas alcanzan a decir más de diez frases. Todo se centra en Damon, y eso produce una sobrecarga del protagonista que hace todo lo que puede para llenar la pantalla, y que en caso de haber elegido otro actor no sé realmente si hubiera terminado de verla. Si Angelina Jolie era otro de los motivos para su visionado, siento desilusionaros, ya que su presencia es meramente transitoria, aparte de que la química con Damon es nula, nulísima. Si esta mujer pensaba en retirarse, por mí puede hacerlo ya.

Dividida en dos tramos temporales, el film confunde en muchos momentos y termina por no aportar nada al género del espionaje. Mucha conversación, mucha teoría, mucha política, pero poca resolución. La vida del fundador se ve desde el despacho, o desde la casa, o cogiendo teléfonos con un cortafuegos de 1.961, y no sé si bajo la óptica de un americano la historia será interesante, como si a nosotros nos explicaran cómo se fundó el PSC, pero comprendedme si os digo que, no puedo dejar de pensar en Bourne, y en lo bueno que hubiera sido mezclar tanto parloteo con algo más de tensión, la cual brilla en toda la película por su absoluta ausencia.

Buenas interpretaciones, buena dirección artística, pero horrible montaje y horrible desarrollo. Si De Niro hubiera reducido el metraje quizás hubiese pasado por una película interesante, pero con tal lentitud y parsimonia, y con apenas tres fogonazos de inquietud, sólo ha conseguido aburrirme hasta jurar que me pensaré dos veces en volver a ver un film que cuenté la gloria y honor de una administración pública, por muy tite Bobby que la dirija.

Va ser una gran película para los amantes del thriller político de metraje infinito, y no puedo negar que como tal es la mejor desde hace años y años, pero para mí ha terminado siendo un tostón, con una factura visual impecable, pero al fin y al cabo tostón.
publicado por Bloody Will el 5 abril, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.