Hará las delicias de aquellos que disfruten con los giros inesperados

★★★☆☆ Buena

Es sorprendente ver la capacidad de asombro que causa ante la gente la simplicidad. La polémica visión de Spike Lee se aprovecha de emplear una trama simple para poder bañar a algunos de sus personajes con esos prejuicios socioculturales que tanto le gustan y que tan mal encajados están en sus últimas obras. La verdad es que la película tiene un estilo muy logrado y una historia algo previsible pero con detalles que desconciertan al espectador aturdiéndole y haciéndole que pase por alto las cosas más obvias y lógicas las cuales son en realidad las que aportan la solución al problema.

Personalmente las películas de atracos me atraen mucho, por lo que disfruté mucho con esta, lo que mas me gusto fue sin lugar a dudas el papel interpretado por Clive Owen, una especie de robin hood moderno, relajado e impasible durante prácticamente toda la película y mostrando una soberbia en sus discursos que comprendo que se hiciese inaguantable para algunos, pero para mi, era un antagonista idóneo. Un maestro.

Una brillante secuencia de créditos nos va mostrando paso a paso como un camión de pintura va recogiendo a una serie de individuos los cuales vestidos con monos industriales se hacen con el control de un banco llamado Manhattan Trust. Las fuerzas del orden no tardan en hacer su pertinente aparición, lideradas por un Denzel Washington algo prepotente y vanidoso pero a la vez pícaro y con años en el cuerpo que le hacen simbolizar a un perro viejo que no pudo alcanzar el sueño americano por el buen camino y que empleara este conflicto como via para saciar su ambición. el dilema es si lo hara de forma legal y juiciosa o si sucumbira ante la tentativa llamada de la corrupción.

Por otro lado tenemos a una manipuladora gélida llamada Madeline White (Jodie Foster) que tratara de salvaguardar los intereses que oculta en una caja del banco el fundador de esta sede. Los objetivos de esta mujer no son del todo claros, es una especie de solucionadora de problemas para los altos y adinerados cargos de la ciudad. (una especie de Sr.Lobo). Dado este percal, el espectador siente una extraña situación, no sabe de parte de quien ponerse. Incialmente ninguno de ellos simpatiza directamente con el espectador creando asi una interesante espiral de intriga y subtramas que hará las delicias de aquellos que disfruten con los giros inesperados.

A lo largo de la película se pueden apreciar algunas pequeñas criticas con las que no estoy de acuerdo. Lo cierto es que la conversación entre el niño negro y Clive Owen habla por si sola, o la que mantiene Denzel Washington con el polícia al que encañonan. Aún asi no las veo apropiadas para el tipo de film que es Plan Oculto. De todas formas es logico que Spike Lee trate de dejar su huella y asi aumentar la polemica para promocionar su nueva obra. Una obra, que desde mi punto de vista puede prescindir de este tipo de detalles para hacerse un lugar destacado en el de los thrillers de estos últimos 5 años.
publicado por el 23 abril, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.