Torrente de imágenes, diálogos y confusas situaciones con ecos y resonancias de aquella mítica ‘Sospechosos habituales’

★★★★☆ Muy Buena

Plan oculto

¿Sería verdad que Spike Lee, la mosca cojonera del cine afroamericano por excelencia, se había lanzado a rodar un thriller de corte clásico, una historia de policías y ladrones, sin más? Quería creerlo, pero no podía. Los que vienen siguiendo estas reseñas saben que me gusta el cine comprometido con la realidad y la sociedad que nos rodea, pero igualmente saben que, más allá del contenido de la película, lo que realmente me importa es que la historia esté bien contada. Y bien rodada.

Por eso, aunque buena parte de los últimos proyectos de Lee eran interesantes sobre el papel, su plasmación en celuloide resultaba fallida, aburrida y bastante insulsa. Así que me apetecía ver al bueno de Spike frente a una película de género, más allá de una de sus inevitables películas de tesis sobre los derechos vulnerados del pobre hombre negro de la América moderna.

El interés por ver “Plan oculto” fue creciendo a medida que tipos de criterio tan solvente como José Luis Muñoz, Álvaro, Rash y Miranda iban glosando sus bondades y puntos fuertes, pero las ganas irrefrenables de ir al Cinema 2000 de Neptuno me invadieron cuando el propio Miranda, en mitad de una generosa parrillada de carne, nos conectó a través del móvil con esa gozada musical que es la canción “Chaiyya Chaiyya Bollywood Joint”, interpretada por Sapna Awasthi y Sukhwinder Singh, que abre y cierra la película.

Por tanto, nada más volver de Sitges, Anuca y yo nos fuimos a ver la película de Spike Lee… y de verdad que la disfrutamos como críos chicos, viéndonos arrastrados por el torrente de imágenes, diálogos y confusas situaciones preparadas por el guionista de la película, con ecos y resonancias de aquella mítica “Sospechosos habituales”, pero pasada por el traumático post 11-S, la Guerra de Irak y el secuestro y ejecución de rehenes por parte de los talibanes.

Pero vamos con un poco de orden. Y concierto. De repente, en la oficina central de un conocido banco americano, radicado en el corazón de Nueva York, entran unos tipos enmascarados y cometen un atraco, quedándose con más de cincuenta rehenes, entre trabajadores y clientes. La policía se moviliza (y cómo se moviliza esa poli del alcalde Giulianni, con camiones, coches, comandos de asalto, etc.) y manda a uno de sus especialistas en secuestros… y comienza el lío.

Un lío basado en el clásico ¿quién es quién y por qué hace lo que está haciendo? Entran en juego antiguos secretos enterrados, intrigantes y enigmáticos negociadores externos, juegos espacio-temporales y una amplia batería de recursos narrativos de todo tipo que hacen que las dos horas de metraje se pasen en un suspiro.

El elenco de actores es impresionante. De Denzel Washington a Christopher Plummer pasando por una sorprendente Jodie Foster, el siempre inquietante Willem Dafoe y el coriáceo Clive Owen. Hasta el ex-futbolista Vinnie Jones deja ver su careto, convertido en policía de asalto.

publicado por Jesus Lens el 11 mayo, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.