Este “Las colinas tienen ojos” es una de las mejores propuestas que nos han llegado del género en los últimos años

★★★★☆ Muy Buena

Las colinas tienen ojos

En 1977, un todavía primerizo Wes Craven dirigió la película de culto “Las colinas tienen ojos”, poco después de haber dirigido otro pequeño clásico de culto como es “La ultima casa a la izquierda”. En estas dos películas nos encontrábamos con un marcado uso de la violencia terrenal y realista, tan descarnada como fría. “Las colinas tienen ojos” no puede considerarse una película de terror en el sentido estricto del termino sino más bien lo que vengo a denominar “películas sobre y/o de crueldad”. Y es que en aquella propuesta, Wes Craven nos situaba en un espacio desierto perdido en ninguna parte, a plena luz del día y con unos maniacos dispuestos a comerse a una familia que viajaba en caravana. Esto era “Las colinas tienen ojos”, y su resultado fue más que correcto, siendo una de las más destacables películas de su director. En plena moda de los remakes del cine de terror setentero era de esperar que, tarde o temprano, nos llegara uno de “Las colinas tienen ojos”, y así ha sido.

El proyecto, como es de esperar siempre que surge un remake de una película de culto, fue en un principio recibido con pocas expectativas por parte de muchos aficionados, pero poco a poco las nuevas noticias sobre los nombres implicados en el proyecto hacían pensar que algo bueno podía salir de todo esto. Y es que, en cuanto se confirmo que Alexander Adja, el prometedor director de la notable “Alta tensión” iba a estar tras las cámaras las expectativas fueron creciendo, y sin duda la espera ha valido la pena.

Una vez vista la película, a uno le queda la sensación de que Adja ha tenido mano libre para hacer lo que le ha dado la gana, y que “Alta tensión” no fue ningún alarde de calidad perdido en el tiempo. Y es que, “Las colinas tienen ojos”, remake, se une al también genial remake de “Amanecer de los muertos” como las dos únicas revisiones de clásicos de culto del genero que han conseguido superar a sus originales, pese a quien le pese. Es más, este “Las colinas tienen ojos” se trata de una de las mejores propuestas que nos han llegado del género en los últimos años, y sin duda un ejercicio de crueldad colapsado en su tramo final de momentos que harán las delicias de todo aficionado al género más brutal, al gore y también al mismo original de Wes Craven.

Como decía, la brutalidad del film que nos ocupa es difícil dentro de una producción comercial hoy día. Sin ir más lejos, la reciente “Hostel” que pese a ser entretenida y correcta no alcanza ni mucho menos las cotas de sadismo y violencia que tan alto anunciaban sus responsables, se queda como un cuento para niños en comparación con esta película. Quizás, a los más aficionados a géneros como el gore y películas brutales varias, no nos impacte tanto o al menos no en la medida que puede impactar a espectadores menos habituados a este tipo de películas, pero creo que todo aquel que vea “Las colinas tienen ojos” desde luego no quedara indiferente ante las imágenes.

Al principio, “Las colinas tienen ojos”, remake, tras un espectacular prologo se dedica a seguir casi esquemáticamente lo que ya vimos en la original. Por tanto, nos adentramos en aquella gasolinera y más tarde en aquel atajo que llevara a una familia hacia un infierno. Pero es poco después de esto cuando Alexander Adja toma las riendas de la historia, presentándonos a la familia de maníacos, que esta vez son mutantes deformes a causa de unas pruebas del ejército. Desde el primer momento que aparecen la acción se desencadena en un “in crescendo” de crueldad, sadismo y torturas que no se apiadan de nadie, calcando casi al milímetro el ataque a la caravana que ya vimos en la original, pero siendo esta vez aún más cruel. Pero es poco después de esto cuando este remake se saca un as de manga, que tendrá lugar en un malsano lugar donde el horror crecerá más allá de la versión Craven.

Todo en “Las colinas tienen ojos” tiene un aspecto visual espectacular, una composición de planos muy cuidada, buen hacer en la resolución de los momentos clave y un ritmo inquietante que nos hace prepararnos siempre para un nuevo acontecimiento.
Ahora si, ya podemos decir que “Amanecer de los muertos” no fue un ejemplo aislado, y que por mucho que a veces nos cueste reconocerlo, un remake bien hecho puede ser superior a su fuente de influencias. Todo en “Las colinas tienen ojos” es un “mejorado, ampliado y sin censura” de la película de Wes Craven, un regalo para los fans del original y del genero en general.
publicado por JohnTrent el 6 julio, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.