Disfrutarán como niños con este nuevo Superman que parecía gafado para el cine y al que Singer y los guionistas Michael Dougherty y Dan Harris le han dado vida de nuevo.

★★★★☆ Muy Buena

Superman returns

Tuve la suerte de poder asistir al pase de prensa de una de las películas más esperadas por todos aquellos amantes del cine que aún mantenemos un espíritu aventurero: “Superman Returns” de Bryan Singer.

En ella nos cuentan cómo, tras una misteriosa ausencia de varios años, el Hombre de Acero (Brandon Routh) vuelve a un Planeta Tierra que se ha acostumbrado a sobrevivir sin él. Al llegar descubre que la mujer que ama, Lois Lane (Kate Bosworth), está viviendo con otro (James Marsden) y ha tenido un hijo (Tristan Lake Leabu). Para colmo de desgracias Lex Luthor (Kevin Spacey), su gran enemigo, ha salido de la cárcel y tiene un plan…

El factor nostalgia juega un papel importante y no me avergüenza decir que un contrabandista de moonfleet tan duro como yo, a punto estuvo de soltar una lagrimita, durante los títulos de crédito iniciales, al escuchar el mítico tema compuesto por John Williams. Tema, por cierto, brillantemente homenajeado y usado con mesura e inteligencia por un John Ottman que está a la altura de las circunstancias.

Bryan Singer tenía ante sí un reto realmente difícil y demostrando que es un director valiente tomó varias decisiones arriesgadas. La primera de ellas es continuar la historia más o menos donde quedaba tras “Superman II”, manteniendo así una cierta continuidad narrativa y de estilo con las películas anteriores. De hecho este retorno guarda buena parte del espíritu del “Superman” de Richard Donner, hasta el punto de que podría incluso considerarse un remake encubierto. Aspecto éste que puede que haga felices a los que la vimos en cines hace 28 años pero que podría dejar indiferente al público más joven y distante del original.

Otra decisión arriesgada de Singer es imprimirle a la película un ritmo pausado. La película se centra más en los problemas de Superman por encontrar de nuevo su lugar en el mundo, que en la acción pura y dura. Acción que, poniéndonos exigentes y pese a estar brillantemente filmada, hay que reconocer que carece de esa emoción pura que sí tenía “Batman Begins”. Aquí la emoción no la encontraremos tanto en la acción, que algo también, como en los momentos intimistas. No puedo negar que ver a Superman volar de nuevo llevando en brazos a Lois Lane me llegó al corazón.

Para rizar el rizo del riesgo, Singer decide prescindir del clímax final que se presupone a una cinta de estas características. Esta decisión, junto al mencionado ritmo pausado, puede disgustar a buena parte del público potencial, posiblemente deseoso de ver pirotecnia a cualquier precio, pero es totalmente coherente con lo que se quiere contar. No estamos ante un personaje con la inocencia de los años 70. El Superman de Singer es un personaje maduro, que sufre, que se ve sobrepasado por un mundo que necesitaría demasiados como él para salir adelante. Tal vez este Superman aparente ser más joven (aunque Brandon Routh sea un año mayor que Reeve cuando lo interpretó por primera vez) pero la vida le ha pasado facturas muy caras y eso enriquece al personaje.

Buena parte de las miradas de crítica y aficionados estarán dirigidas a los actores. ¿Están Routh, Bosworth y Spacey a la altura de Reeve, Kidder y Hackman? En general, creo que sí. Especialmente llamativo me ha resultado el actor protagonista porque si resulta totalmente creíble como Kent (su actuación es realmente clónica de la de Reeve), desde luego convence por completo como el Hombre de Acero.

Evidentemente se podría uno quejar de que el plan de Luthor es un poco raro y poco concreto (aunque sea una inteligente forma de conectar aún más esta película con las anteriores), que tiene muy pocos y torpes ayudantes o que es imposible que unos periodistas tan avispados no sean capaces de ver que Clark Kent y Superman son la misma persona. Pero el aceptar todas estas premisas es condición necesaria para entrar a ver la película. Si uno no acepta esto es mejor que se quede fuera del cine.

Pero todos aquellos dispuestos a aceptar las reglas del juego, disfrutarán como niños con este nuevo Superman que parecía gafado para el cine y al que Singer y los guionistas Michael Dougherty y Dan Harris le han dado vida de nuevo, adaptándolo al siglo XXI. Superman vuelve para quedarse y esa es, sin duda, una buena noticia.
publicado por Jeremy Fox el 12 julio, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.