Es un plato de buen gusto palomitero para el verano que recomiendo sin complejos.

★★★☆☆ Buena

Piratas del Caribe 2

Hasta 5 salas de 12 del multicines al que fui exhibía el día del estreno la segunda parte de la trilogía de piratas que está pulverizando registros de recaudación. Batió el del primer fin de semana en USA, recuperando casi la mitad de lo que costó, y ya se encuentra dentro de las 10 más taquilleras de la historia.

La cuestión es: ¿lo merece? La respuesta es NO. ¿Es entretenida? SI ¿Merece la pena ir a verla al cine? SI ¿Tiene calidad como para que vayamos de cabeza a llenar salas enteras de cines de todo el mundo? NO

Entonces ¿por qué este éxito? A mi modo de ver son un cúmulo de circunstancias. Nadie tiene la clave en el mundo del cine. Pero está claro que el productor Jerry Bruckheimer (Top Gun, Armageddon, El Bar Coyote, Pearl Harbor, La Búsqueda, CSI…) ha sabido encontrar la llave conjugando una serie de elementos que le ha abierto el cofre del éxito: cine de aventuras, historias de serie B, humor, acción y… Jack Sparrow.

Hablando ya de la peli, la primera media hora no me gustó. Me resultó un poco torpe la forma de contar el MacGuffin o excusa argumental que pondría en marcha la aventura.

Pero pronto nos llegan unas secuencias de acción sobresalientes (luego las comentaré en la sección Lo Mejor) que nos meten de lleno en la cinta con más que sonrisas.

La película, siendo larga, no se hace pesada y logra sin duda entretener al espectador. La caracterización de Johnny Depp como Jack Sparrow es uno de los pilares de la misma. Fue arriesgado dar vía libre a un personaje ambiguo, borracho y amoral que sin embargo se ha llevado de calle a todo el mundo. Otros personajes y situaciones de humor (aunque tipo Solo en Casa) están también en el haber del entretenimiento. Los efectos especiales son espectaculares (como se espera, claro) y en cuestión de vestuario, localizaciones, etcétera, no se ha escatimado en gastos.

Pero una vez más estamos ante una acción desorbitada, de montaña rusa, que pretende llegar a la mayor cantidad de público por vías rápidas de un entretenimiento sin calidad. Al dinero no le interesan las vías secundarias del arte. Quiere la autopista principal.

Sólo hay que mirar a las otras películas en la lista de las más taquilleras: Titanic, Star Wars, Parques Jurásicos, E.T…. salvo Independence Day, diría que todas son mejores que esta. De hecho las claves del éxito no son nuevas: la aventura y humor de serie B de Star Wars e Indiana Jones. Sin embargo no noté a la gente entusiasmada a la salida ni creo que cale en la memoria colectiva como lo hicieron las sagas de Lucas y Spielberg. Pero la globalización de hoy en día ha hecho que una vez conseguida la bola del éxito, esta se haga mucho más grande hasta alcanzar cotas que poco tienen que ver con la calidad cinematográfica.

Aún así, es un plato de buen gusto palomitero para el verano que recomiendo sin complejos, porque está claro que nos va a entretener y divertir, sin grandes emociones, pero de forma suficiente como para pagar una entrada.

Por cierto, en Cinemanía leí las analogías de personajes de los piratas del caribe con Star Wars. Y no van mal encaminados: Luke y Leia como Will Turner (Bloom) y Elizabeth Swann (Keira). Han Solo (Harrison Ford) como Jack Sparrow. C3PO y R2D2 como la pareja del canijo tuerto y el gordo. Hasta Will Turner busca salvar a su padre caído en desgracia (Bill el Botas). Y esa frase de… “el lado oscuro de la ambición”?
Lo mejor: La secuencia de huida paralela de los hombres del barco en una red y la de Sparrow atado a un palo. El ataque del cracken y el propio Jack Sparrow.
Lo peor: El rizado del rizo en muchas escenas de acción, Orlando Bloom, Keira Knightley y que el cóctel raya la parodia de sí misma.
publicado por Calaf el 12 agosto, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.