Podría haberse quedado incluso como una película de corte infantil-familiar, pero la escena de sexo salvaje revientamuros la convierte en prohibitiva e incomoda para los menores.

★★☆☆☆ Mediocre

Mi super ex novia

Si el director Ivan Reitman intentaba convertir en gracioso el fenómeno de superhéroes en pantalla, podríamos decir que no ha llegado al aprobado. “Cazafantasmas” o ”Poli de Guardería” le dieron los éxitos. Con “Junior” o “Evolution” probó el sabor amargo del fracaso taquillero y con ésta, como bien os informé la semana pasada, se ha encontrado con el batacazo del año.

No es para menos. Este cruce de “Superman” con “Atracción Fatal” es predecible de principio a fin, y no podría aseguraros que os vais a reir a más no poder, porque esta comedia es tan fácil de digerir como de olvidar. Reitman acude a lo que más resultado le dió con “Cazafantasmas”: comedia con efectos especiales, sin embargo carece de algo básico: actores e historia que la lleven hacia delante.

La forma en que se conocen Matt (Luke Wilson) y G-Girl (Uma Thurman) no tiene ni pies ni cabeza, es más bien absurda. Como se desarrolla su relación es más absurda todavía, y realmente la Thurman no se vuelve loca hasta que cortan con ella, por lo que los motivos para romper del chico son realmente patéticos. En fin, todo forzado para llegar hasta la que el espectador espera: una superheroína celosa y despechada con un simple mortal, que además se pirra por otra (Anna Faris).

A partir de ahí tal vez comienza lo más interesante y gracioso, por decir algo, del film, pero termina diluyéndose en algo más enrevesado con un lex luthor de todo a cien y aún más, un final digno de un Superman de todo a cien.

Uma Thurman era la única que podría salvar esta película. Dibuja una nueva Glenn Close con esa mala leche que le da quien ha sido musa de Tarantino. Pero claro, si la pones ante Luke Wilson, que tiene la misma expresividad que la colección de jarrones de Planeta DeAgostini, nada se puede hacer. Este actor está horroroso en cada film que participa, y empieza a ser una solución barata cuando no se puede contratar a Owen Wilson. Anna Faris está en su línea: encefalograma plano.

Qué queréis que os diga más, esto no es “Alatriste” ni “Memento”. Podría haberse quedado incluso como una película de corte infantil-familiar, pero la escena de sexo salvaje revientamuros la convierte en prohibitiva e incomoda para los menores.

¿Es como para recomendarla?, bueno, como decían en un comentario de”Alatriste”, en el cine se está fresquito, hay palomitas, y para quien es autónomo le hará olvidar que el dia 20 de Octubre hay que palmar IVA. Si vais a con la idea de amortizar el precio de la entrada, os aseguro que en dos meses estará en vuestro cajero de DVDs de alquiler.
publicado por Bloody Will el 25 septiembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.