Una pequeña decepción de un director que debe, y a buen seguro que lo hará, llenarnos la vida con sus sucias historias de pecadores, rechazados, marginados y “”diferentes””. No es la gran película de Solondz, pero se deja ver

★★★☆☆ Buena

Palindromos

Palíndromos no es la gran película de Solondz, pero se deja ver. De hecho, está a años luz de “Bienvenidos a la casa de las muñecas” o “Happiness”, y no tan lejos de “Cosas que no se olvidan”, donde la sospecha sobrevolaba el horizonte.

“Palíndromos” es la obra menos redonda de su director, pero ello no evita un par de buenos momentos 100% Solondz.

En este “cuento”, somos testigos del viaje que emprende Aviva, personaje con multitud de rostros, (el único conocido es el de Jennifer Jason
Leigh), una niña de doce años que huye de su casa al sentirse incomprendida. Y es que quiere quedarse embarazada. El viaje de Aviva (de ahí lo de palíndromos: Palabra o frase que se lee igual de izquierda a derecha, que de derecha a izquierda, como Ana) deja en pañales al que emprendió el prota de la onírica “Big fish”, con referencias a “La parada de los monstruos” y un humor azabache (esa actuación musical) marca de la casa, con sus respectivas muertes y sus respectivas violaciones, faltaría más.

Rostros olvidados, como Ellen Barkin o Richard Masur aguantan el tirón, aunque aparezcan y desaparezcan sin avisar, entre un montón de actores amateurs. En resumen, una pequeña decepción de un director que debe, y a buen seguro que lo hará, llenarnos la vida con sus sucias historias de pecadores, rechazados, marginados y “diferentes” como la llenaba antes. Una frase: “Todavía no es un bebé, es como un tumor”. Un 5.
publicado por Kiko de España el 2 octubre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.