Se presenta como un alegato contra las drogas originalmente escrito por Phillip K. Dick. Aburrida y bastante innecesaria.

★★☆☆☆ Mediocre

A scanner darkly

A priori esta película llama la atención por su, digamos, novedoso sistema de animación (aunque un tal Ralph Bakshi tendría mucho que decir sobre ésto), basado primero en filmar la película normalmente con actores reales y después pasarle unos cuantos filtros de photoshop a cada fotograma para que se vea como si fueran una especie de dibujos animados. Personalmente entiendo que esta técnica, en la película, sólo sirve para disimular un efecto especial aparentemente importante en la trama, que es el uso de un traje que difumina la apariencia externa de los personajes que quieren pasar desapercibidos. Este efecto cantaría mucho si la peli fuera fotografiada normalmente y con esta estética de animación la peli queda además con un aire ohh-qué-guay-qué-diferentes-somos.

La peli se presenta como un alegato contra las drogas originalmente escrito por Phillip K. Dick, quien al final nos lista los nombres de sus amigos muertos o dañados seriamente por el abuso de estupefacientes. Una lista increíblemente larga, por cierto. Visto así la peli se entiende un poco más, pero eso no la salva de ser aburrida y bastante innecesaria.
publicado por Txapulin el 11 octubre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.