Maravillosa, fabulosa, fantástica e impresionante. Pero también violenta, cruel, desgarradora y triste.

★★★★★ Excelente

El laberinto del fauno

Maravillosa, fabulosa, fantástica e impresionante. Pero también violenta, cruel, desgarradora y triste. Desde luego no es un cuento para niños, sino un cuento para adultos tan fuertes como sensibles.

Se nos narra la llegada de una niña y su madre a una casa rural, ocupada por el ejército franquista de la postguerra española con el propósito de dar caza y exterminar a los maquis de la zona. La madre, embarazada, y la niña llegan a la casa para estar cerca del padrastro de la niña (esposo de la madre y capitán de la tropa instalada en la casa) en el momento del nacimiento de su hijo. Mientras tanto asistimos a un cuento fantástico que habita en la imaginación de la niña, cuyo propósito es evadirse del horrible mundo exterior donde la guerra y la muerte campan a sus anchas, pero que en ciertos momentos se aparece incluso más terrorífico que la realidad misma.

Ariadna Gil es la madre y la niña está interpretada por Ivana Baquero. Ambas están bien en la película, pero quisiera destacar la actuación de Maribel Verdú, como la ama de llaves de la casa, y de Alex Angulo, como el médico de la zona. Mención aparte necesita Sergi López, cuya composición del capitán Vidal crea un monstruo mil veces más terrorífico que cualquiera de los que puedan habitar en la imaginación de la niña, y que merece nominaciones y premios varios en todos los festivales, Goyas, Oscars y Arieles varios a los que opte esta película.

No hace falta decir que la película es, además, impecable técnica y artísticamente hablando: la música, la fotografía, el diseño del mundo fantástico, el guión, el ritmo… todos merecen estas cinco estrellas que coronan a un director, Guillermo del Toro, quien ya apuntaba buenas maneras y que ahora se ha ganado la mención de maestro, que es quien hace obras maestras.
publicado por Txapulin el 11 octubre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.