Una película bastante buena, sin llegar al nivel de sus anteriores obras maestras, pero que en definitiva es una nueva película de Michael Mann, no una adaptación cinematográfica de la mítica serie de Corrupción en Miami.

★★★☆☆ Buena

Corrupción en Miami

Michael Mann ya fue productor y creador de la mítica serie creada en 1984 y que fue un éxito en todo el mundo, y desde años su intención fue llevar una adaptación de esa serie a la gran pantalla. Es ahora en el 2006 en el que se embarca en esta arriesgada adaptación, eso si, con muchos trabajos a su espalda que convertían el proyecto en algo mas que una simple adaptación para ganar dinero, ya que Mann destaca sobre todo por sus formas y su sobriedad a la hora de contar grandes historias.

Para la elección de los protagonistas cuenta con el pujante Jamie Foxx, estrella que esta demostrando ser un autentico todoterreno en el campo de la actuación y que crece según va estrenando películas, y con Collin Farrell, actor que aunque promete bastante, todavía no ha tenido un papel que lo consagre de la misma manera que su compañero en esta producción. Eso si, estos personajes comparten con el original solamente su nombre, porque desde el vestuario, forma de actuar y demás no recuerda en nada a la popular serie.

Es en este punto donde se puede ver el gran fallo, o acierto de la película según gustos del espectador, porque la película de Corrupción en Miami sólo guarda relación con la serie el nombre tanto de ella misma como de sus protagonistas… Si le hubieran cambiado el nombre bien podría haber pasado por una película 100% estilo Michael Mann, en plan Collateral o Heat y no recordarnos en absoluto a la serie de la que bebe (en teoría) sus fuentes.

El estilo visual del que Michael Mann impregna toda la película es impecable. Escenas de acción bien rodadas y un argumento bastante cuidado, como ya demostró en las anteriormente citadas Heat y Collateral, aunque lo que si se achaca es un guión demasiado centrado en lo que se dice y no en la acción, cosa que en algunos momentos hace un poco pesada la película, sobre todo si esperamos un estilo más de acción en plan tiroteos y persecuciones como pasaba en la serie.

En cuanto a los dos actores a mi me gustaron bastante en sus papeles de Sonny Crockett y Ricardo Tubbs, aunque el que menos me convenció fue Collin Farrell, más que nada por la alargada sombra de Don Johnson, aunque comparaciones aparte no esta nada mal durante todo el metraje. Como revelación de la película destaco a John Ortiz, mano derecha del malo malísimo Luís Tosar, que parece totalmente perdido durante toda la película. Poco convincente me parece Li Gong como mujer de Luís Tosar, me parece que tanto exotismo sobraba y podían haberse buscado una latina que fijo hubiera convencido muchísimo mas, aparte de que la pareja Farrell-Gong es totalmente artificial y no le encuentro justificación en la trama, creo que se lo podían haber saltado totalmente.

En definitiva, película bastante buena, sin llegar al nivel de sus anteriores obras maestras, Collateral y Heat, pero que en definitiva es una nueva película de Michael Mann, no una adaptación cinematográfica de la mítica serie ochentera Corrupción en Miami.
Lo mejor: El estilo visual de Michael Mann John Ortiz es todo un descubrimiento en el papel de mano derecha de Luís Tosar
Lo peor: La falta de más acción en algunos momentos de la película. Li Gong, totalmente desubicada en la película.
publicado por Alberto Pérez el 21 octubre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.