Trepidante película, cargada de acción y diálogos que engancharán al público en su butaca, haciendo que disfruten hasta el momento en que Kramer y los suyos se sacan de la chistera los últimos trucos.

★★★☆☆ Buena

La prueba del crimen

Atraído como muchos otros por la publicidad de Quentin Tarantino en el cartel, me dispuse a ver “La prueba del crimen” sin tener casi información ni noticias sobre la película.

La verdad es que la nueva obra de Wayne Kramer es irregular. Cuando sales de verla tienes la sensación de que te han engañado, ya que el guión es muy falso, embustero y hecho para el espectador. La verdad es que es un gran fallo, porque si una vez vista la película te pones a pensar en ella y en los giros que tiene, la verdad es que se desmorona bastante, por no decir completamente, y es una pena porque hasta ese momento la historia te engancha, y sobre todo te deja asombrado con una secuencia que es simplemente brutal, y no por lo que se llega a ver, sino por lo que es en sí y por mostrarnos de lo que es capaz de hacer alguien (en este caso una pareja de desequilibrados mentales, que merecen otros calificativos que voy a omitir).

Paul Walker encabeza el reparto y será quien tenga que estar detrás de esa prueba del crimen. Y no es otra que una pistola con la que han matado a un policía corrupto. Pero vayamos por partes. Joey Gazelle (Walker) es un mafioso, miembro de la familia Perello, y mientras están en un trapicheo, son sorprendidos por miembros de la policía. Con esta escena similar al climax de “Amor a quemarropa” comienza la agitada jornada de Gazelle, ya que tras matar Tommy Perello a uno de los policías, le entrega el arma y le pide que se deshaga de ella. Como tiene que ser, sino no habría película, el personaje que interpreta Walker hace caso omiso de la orden, de modo que fortuitamente el mejor amigo de su hijo encuentra la pistola y tras usarla huye, poniendo en peligro al resto de personajes, ya que es fundamental recuperar el arma por diversos motivos.

Cameron Bright interpreta al joven asustado, y con una asombrosa sangre fría, de manera notable, Vera Farmiga (a quien podemos ver en “Infiltrados”) interpreta a la mujer de Walker, Karel Roden como el padrastro del chico y Chazz Palminteri como uno de los policías corruptos, son algunos de los protagonistas de esta trepidante película.

En ciertos aspectos la propuesta de Kramer es demasiado rebuscada y recargada visualmente, mientras que en otros se relaja y nos muestra de manera más tranquila y clásica las situaciones que tienen que vivir los protagonistas, siendo estas últimas las más acertadas.

En definitiva “La prueba del crimen” es una trepidante película, cargada de acción y diálogos que engancharán al público en su butaca, haciendo que disfruten hasta el momento en que Kramer y los suyos se sacan de la chistera los últimos trucos.
publicado por Alvaro Oliva el 6 noviembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.