Brillante producto que nos recuerda que en el cine actual sigue existiendo hueco para la calidad, y que ésta no tiene que estar reñida con el entretenimiento.

★★★★★ Excelente

Infiltrados

Martín Scorsese siempre ha sentido predilección por películas en las que los mafiosos, gánsteres y policías dirimen sus diferencias a golpe de metralleta, como ya dejó constancia en Casino y más recientemente en Gangs of New York. Es un hombre al que le gustan las tramas bien elaboradas, y para ello no repara en el metraje, ya que rara vez bajan sus creaciones de las dos horas. Además, este antiguo seminarista tiene la extraordinaria habilidad de rodearse de la flor y nata de la interpretación, conscientes también de que Scorsese es un director capaz de sacar lo mejor de cada uno de ellos. Infiltrados es una nueva versión de una película hongkonesa de hace algunos años, y si bien conserva el espíritu de la original, el americano la ha dotado de ese toque personal que siempre ha caracterizado sus producciones. El filme narra la historia de un policía infiltrado en la mafia, de un mafioso infiltrado en la policía y de todo lo que ello conlleva.

Con su ambigüedad moral habitual, el director nos hace ver que ni lo negro es negro ni lo blanco es blanco del todo: ni los policías son santos ni los mafiosos demonios petimetres y narcisistas llenos de maldad. DiCaprio, Wahlberg y Sheen rayan a gran nivel; mención aparte merece Jack Nicholson, maestro entre los maestros y que es capaz de hacer buena una película él solo. Los temas musicales de los Rollings y Pink Floyd (interpretado este último por Van Morrison y Roger Waters) aderezan el resultado final. No sería extraño que tras cinco nominaciones, Scorsese consiguiera por fin el Óscar, ni que Jack sumara otro a su colección. Brillante producto que nos recuerda que en el cine actual sigue existiendo hueco para la calidad, y que ésta no tiene que estar reñida con el entretenimiento. Brillante.
publicado por Oscar Cantero el 12 noviembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.