Argumento facilón, simple y previsible, estética videoclipera al más no poder, la música ensordecedora, flaco favor le hacen a la cinta.

★☆☆☆☆ Pésima

A todo gas 3: Tokyo race

He de admitir que las 2 primeras películas me gustaron, es más, la primera, con la dirección del video-clipero Rob Cohen, fue una propuesta original, ideal para los locos del tunning y los vehículos deportivos, la segunda, con una floja dirección de John Singleton (película alimenticia donde las haya), es simplona, pero de nuevo Paul Walter y Eva Mendes consiguen salvarla, aparte de Cole Hauser, en ambas me agarro a algo que me gusta, pero ¿en esta? Seamos serios, complicado en esta clase de películas, una cinta donde a los 10 min.

De proyección estas deseando que acabe, o que a los protagonistas les caiga un rayo… no es buena señal ¿verdad? Esto ocurre con ambos protagonistas, por un lado tenemos a Bow Wow (o como narices se llame), un muchacho al que conocí en “Like Mike” y que debe resultar tan barato como la señora de la limpieza del casting, puesto que últimamente aparece en bastantes películas, por otro al desconocido Lucas Black y es que sus papeles de secundario en “Cold Mountain” “Jarhead” y “Friday Nights Lights” tampoco dan para más.

La estética videoclipera al más no poder, la música ensordecedora (bajé y subí el volumen del DVD al menos en 500 ocasiones), el argumento facilón, simple y previsible al más no poder, las chicas luciendo “chicha” (bueno esa la apunto en el lado positivo, no jodamos), los planos rápidos, casi realizados por el hermano manco de Michael Bay, flaco favor le hacen a la cinta…

Y pensar que guardaba al menos, una pequeña esperanza de que me gustara…
Lo mejor: NADA
Lo peor: TODO
publicado por Rafa Ferrer el 25 noviembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.