Tony Scott parece que ha perdido los escasos fundamentos cinematográficos que tenía y Denzel Wasghington se ha olvidado de que un día fue un actor. Para olvidar.

★★☆☆☆ Mediocre

Precedida de una monstruosa campaña publicitaria y tan sólo una semana después de su estreno oficial en Estados Unidos, llega a las pantallas españolas una multimillonaria producción cuyo principal objetivo es restaurar y revitalizar las decadentes carreras de su director Tony Scott y su principal protagonista, Denzel Washington. Pero como el talento, afortunadamente, no hay dinero que lo supla, el resultado ha sido una mediocridad llena de absurdos y que por momentos roza el ridículo. Y es que después de un principio prometedor, la película se va desinflando y ralentizando hasta resultar cansina.

Para aquellos que no lo sepan, déjà vu es una expresión francesa que describe la sensación de haber tenido una experiencia con anterioridad de algo nuevo; es decir, experimentar en un momento dado el sentimiento de que lo que está ocurriendo ya ha sucedido. Y precisamente esto es lo que le ocurre a un detective y de lo que se vale para sus pesquisas. Jugando con un tema con el que la sociedad estadounidense está hipersensibilizada, como es el terrorismo, este filme tiene difícil encuadre porque se queda a medio camino entre la ciencia ficción, el drama, el thriller, el suspense y la comedia peripatética.

Tony Scott parece que ha perdido los escasos fundamentos cinematográficos que tenía y Denzel Wasghington se ha olvidado de que un día fue un actor. Es posible que sea un éxito de taquilla, ya que los gastos de promoción han sido brutales, pero eso sólo será suficiente para las productoras, que no ven más allá del denominado vil metal. Una nueva decepción de Hollywood; y van unas cuantas este año. Para olvidar.
publicado por Oscar Cantero el 30 noviembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.