Por fin vemos un Almodóvar que retrata escenas de la vida real, sin adornos, sin extrañezas. Una loa a la mujer de su casa que en el fondo son la columna vertebral de nuestra sociedad, le pese a quien le pese.

★★★★☆ Muy Buena

No es que no me guste, pero reconozco que siempre he pensado que Almodóvar es un director sobrevalorado. Particularmente disfruto más con Garci, Trueba o Julio Médem, pero como decía mi abuela, algo tendrá el agua cuando la bendicen. Y es que si hablamos de bendiciones cinematográficos, este manchego, casi tan universal como el queso, las tiene todas. Ninguno de los grandes festivales de cine de Europa o América ha pasado por alto su obra.

La verdad es que Volver es la película que más me ha gustado de cuantas he visto de él, que han sido casi todas. Y creo que ha sido así porque en esta película presenta una visión más real del mundo. Es una historia que tiene mayores visos de verosimilitud, y en la que por fin se ha desprendido de personajes excesivamente histriónicos que suelen pulular pos sus filmes.

Volver es una película llena de sensibilidad, donde las mujeres vuelven a ser los pilares de la obra que sacan arrestos para apechugar con la vida y salir adelante con todo. Es un homenaje a la mujer española de su casa. Ésa que no aspira a la portada de la revista Vogue ni a ser recibidas por Zapatero. Ésa mujer que es la que mantiene hogares, familias, que lucha el día a día y de la que parece avergonzarse mucho zagal reconvertido a yuppie desagradecido (y desgraciado).
Desde el punto de vista técnico, impecable. Los silencios que hablan por si solos, los cambios de plano, los planos cortos y el juego de luces sutil donde los haya.

Y de la interpretación, sólo elogios. En mi opinión Carmen Maura brilla por encima del resto, y posiblemente ella y Almodóvar lo sepan, aunque la Maura ya está de vuelta de todo y de cara a una posible candidatura al Oscar, Penélope Cruz vende más. Todo ello sin desmerecer un ápice la interpretación de esta última, que a pesar no de ser santa de mi devoción por su habitual inexpresividad, realiza una labor digna de encomio. Quizás sea éste el mayor mérito de Almodóvar: conseguir que Penélope Cruz resulte convincente. Chus Lampreave y Lola Dueñas parece que ni siquiera están actuando, de natural que les sale cada gesto, cada palabra, cada movimiento.

Volver refleja la vida cotidiana. Esa vida de la que muchos desean huir desesperadamente pero a la que tarde o temprano acabamos deseando precisamente eso, Volver.
Lo mejor: Por fin se le asigna a la mujer trabajadora de su casa la importancia que realmente tiene.
Lo peor: Se está magnificando en exceso la figura de Penélope Cruz, que en mi opinión no está mejor que Lola Dueñas o Carmen Maura.
publicado por Oscar Cantero el 20 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.