La casa de tus sueños es una película tan ruinosa y bochornosa como la casa del título.

★☆☆☆☆ Pésima

La casa de tus sueños

Estamos a pocas horas de terminar un año y comenzar uno nuevo, y es inevitable que las personas en este momento hagan un cierto balance del año que se va. Este año ha sido bueno, por no decir excelente, para el cine que hemos visto en nuestro pais, tanto el nacional como el extranjero. Si hay que ponerle un pero, es el de la escasez de comedias de altura, con la excepción casi anual de Woody Allen. En este aspecto, poco o nada se puede esperar de Hollywood, en 2006 el cine español se ha centrado más en los dramas, por lo que la puerta ha quedado abierto de par en par a las comedias europeas. Se trata pues, de un género casi en extinción, ya que en el cine moderno, una buena comedia es más rara que encontrar un trébol de cuatro hojas en la azotea de cualquier rascacielos.

La casa de tus sueños ha sido la última de una larga lista de comedias francesas estrenadas en nuestro pais este año, entre las que se encuentran ese gran fiasco de Francis Veber llamado El Juego de los Idiotas, y esa más que aceptable tierna y romántica historia titulada Eres muy Guapo. Uno de los tópicos más socorridos referentes a las comedias es que es más difícil hacer reir que llorar, y curtido por la experiencia uno ha de claudicar ante la evidencia: es cierto, es más fácil hacer llorar desesperada y amargamente, especialmente si se ven cintas como La Casa de tus Sueños. Hay comedias que ya no sólo es que no tengan la más mínima gracia, ni entretengan, sino que sirven de cruel martirio para aquellos más necesitados de distracción y risas. Dany Boon, popular comediante en el pais vecino, debuta en la dirección con la adaptación de una obra teatral propia, que narra las desventuras de un pobre tipo al comprar una casa de campo.

No han de transcurrir muchos minutos para que el espectador se de cuenta de la escasez de originalidad y mediocridad de la propuesta. Sin embargo, aparece un tenue rayo de esperanza llamado Daniel Prèvost; con cada aparición de su personaje el film parece remontar ligeramente, pero más por la habilidad de Prèvost y el recuerdo de cierto inspector de hacienda y sus tragos de un vino “peleón” que por el guión de Boon. Y entonces llega el núcleo cómico de la historia, las reformas de la casa de campo. Baste decir que los diálogos y situaciones de cualquier capítulo de aquella serie de Vicente Escrivá parecen salidos de una película de los hermanos Marx en comparación con semejante sucesión de desprópositos. Si de por sí no fueran suficientes las calamidades que ofrece el film, la inexperiencia de Dany Boon en la dirección provoca una total ausencia de ritmo, por no mencionar su interpretación, plana, del protagonista.

La casa de tus sueños es una película tan ruinosa y bochornosa como la casa del título, y desde aquí recomendamos encarecidamente que todos aquellos infelices que sudan sangre para pagar una hipoteca se abstengan de ver la cinta, ya que provocará en ellos una ira furibunda, y saldrán de las salas con los ojos inyectados en sangre y una gran sed de venganza.
Lo mejor: Daniel Prèvost.
Lo peor: Todo lo demás.
publicado por Francisco Bellón el 30 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.